TIPS PARA UNAS VACACIONES EXTRAORDINARIAS CON TU PERRO

Para que este verano puedas vivir unas vacaciones inolvidables junto a tu mascota, te compartimos las mejores sugerencias acerca del viaje, la estadía, el mar, el sol o el calor, y cómo podés lograr que tu perro viva la mejor experiencia. Seguilas atentantamente, ¡y disfruten juntos de un verdadero Verano Eukanuba!

¿CÓMO VIAJAR CON TU PERRO?

Para hacer del viaje una experiencia placentera para todos, es importante planificar las vacaciones previamente: habituarlo al recorrido, conocer dónde va a estar, tener en cuenta con quiénes va a convivir, y finalmente cómo serán la vuelta y los días posteriores.

1 / Aprendiendo a viajar:

−       Tu perro puede comenzar este proceso desde cachorro, pero si es adulto también podrá hacerlo, aunque el aprendizaje sea algo más lento. Para ello te recomendamos usar premios inmediatos, como Eukanuba Healthy Extras, que le indiquen que su comportamiento es el deseado y que fomenten su aprendizaje.

−       Primero debés acostumbrarlo a permanecer en su espacio dentro del habitáculo (con el arnés o caja transportadora con que viajará) con el auto detenido.

−       Comenzá con viajes cortos con destinos agradables para tu perro, y luego aumentá progresivamente su duración. Evitá embotellamientos o terrenos irregulares, y mantené una velocidad estable. Intentá simular las condiciones de la ruta, y de a poco podés ir incorporando otras opciones como ripio. 

−       Una vez que logres poder viajar en el auto con tu perro durante 1 hora seguida, estarán listos para realizar un viaje de larga distancia.

2 / El trayecto:

−       No lo alimentes dentro de las 3 a 5 horas previas a salir. 

−       Sujetalo correctamente al asiento trasero, ya sea con el arnés de viaje o en el interior de una caja transportadora, en ambos casos acoplados al cinturón de seguridad, de tamaño regulable y agarre ancho.

−       Mantenelo siempre ventilado, pero sin ventanas abiertas por las que pueda salir.

−       Realizá paradas frecuentes (cada 2 horas) para que se hidrate, camine, orine y defeque, siempre con su correa. De ser necesario, podés darle pequeñas comidas, pero muy livianas y digeribles.

−       No lo dejes solo dentro del auto. Además del riesgo de un golpe de calor, alguien podría acercarse a él, asustarlo y ser atacado.

3 / La estadía:

-Planificá el lugar de las vacaciones, conociendo de antemano las instalaciones y los límites perimetrales que garanticen su seguridad y la de los demás.

-Si lo llevás a lugares públicos, hacelo con collar, correa e identificación. La sociabilización es muy importante para que sea una experiencia positiva.

4 / La vuelta a casa:

-La vuelta a su rutina debe ser paulatina, y permitirle readaptarse. Por ejemplo, si pasaste todo el día con él, no lo dejes solo bruscamente; o si tenía mucho espacio para ejercitarse, te recomendamos pasearlo varias veces por día.

La sección “¿CÓMO VIAJAR CON TU PERRO?”  es de autoría del Dr. Nicolás J. Carmona, Eukanuba no se responsabiliza por dicho contenido. Vet. Nicolás José Carmona - Etólogo Clínico. Especialista en Docencia Universitaria. Especialista en Bienestar Animal. Educador canino. Instagram @conectar.animal

 

Las sección “¿ES NECESARIO PROTEGER SU PIEL DEL SOL?” es de autoría de la Dra. Guillermina Manigot, Eukanuba no se responsabiliza por dicho contenido.

Vet. Guillermina Manigot. Especialista en Dermatología de Pequeños Animales y Equinos – Res. Nº 728/2010 del Consejo Profesional de Médicos Veterinarios, Argentina.

¿QUÉ ES EL GOLPE DE CALOR?

El golpe de calor se produce cuando, expuesto al calor (generalmente acompañado de una alta humedad ambiental), el perro es incapaz de regular su propia temperatura corporal, perjudicando el funcionamiento de sus órganos y sistemas. Si no se trata rápidamente, es una emergencia que pone en riesgo su vida.

Medidas simples para prevenirlo:

−       Evitá que tu perro ejercite entre las 11 y las 19 horas, o durante toda la jornada si es un día de alta temperatura y humedad.

−       Asegurate que siempre tenga a su disposición abundante agua fresca.

 

Los casos leves o incipientes pueden solucionarse ayudándolo a descender su temperatura corporal. Si tu perro jadea o se ve incómodo, asegurate de que permanezca en un espacio fresco, a la sombra, y ofrecele abundante agua fresca (no fría).

Ante cualquiera de estos signos, llevá inmediatamente a tu perro al veterinario:

−       Jadeo intenso.

−       Salivación.

−       Lengua y/o encías enrojecidas.

−       Debilidad o cansancio excesivo.

−       Incoordinación o dificultad para pararse o caminar.

 

¿PUEDE METERSE AL MAR?

Los perros son excelentes nadadores. Bañarse en el mar, si la temperatura ambiente es alta, sirve para que disipen el calor y se ejerciten de forma saludable. A continuación, una serie de consejos prácticos para que tu perro disfrute de las olas:

−       Evitá que ingrese al mar si está enfermo o tiene heridas abiertas. Ante cualquier duda, consultá siempre con tu veterinario de confianza.

−       Es imprescindible que tu perro sepa obediencia básica y que acuda a tus llamados.

−       Mantenelo cerca y supervisado para prevenir problemas con el oleaje y las corrientes, no permitiendo que entre en profundidad.

−       Al final del día, enjuagalo con agua dulce limpia y secalo con toalla, usando para sus oídos un algodón envuelto en tu dedo (en lugar de hisopos).

 

¿PUEDE TOMAR AGUA SALADA?

El sodio es un mineral necesario para la vida, y cumple una gran variedad de funciones en el organismo de los perros. Sin embargo, el consumo excesivo o repetido de cloruro de sodio (sal), como puede darse al ingerir grandes volúmenes de agua de mar, es tóxico: puede producir vómitos, diarrea, deshidratación, mareos, debilidad y signos neurológicos graves. Por eso, ante cualquiera de estos síntomas, consultá con tu veterinario de confianza.

Normalmente, un exceso leve a moderado se elimina por orina en las horas siguientes, pero para ello es necesario que tu perro consuma abundante agua dulce. Por eso es muy importante que siempre lleves una fuente de agua fresca y limpia a su disposición, para que se mantenga hidratado durante varias horas.

 

¿ES NECESARIO PROTEGER SU PIEL DEL SOL?

Sí, porque la piel de tu perro es sensible a la radiación solar, especialmente en áreas con menor densidad de pelaje como la boca, la nariz, las orejas y el abdomen. Ciertas razas y perros de pelaje claro y piel no pigmentada están en mayor riesgo, así como aquellos de pelo corto que han recibido cortes de pelo antes de las vacaciones. Por último, las quemaduras solares y el calor pueden ser especialmente peligrosos en perros que cursan enfermedades de piel o que reciben medicamentos para otros problemas de salud. Además, algunos medicamentos, cuando la piel se expone al sol, pueden desencadenar reacciones muy severas.

Sin embargo, la piel de los perros no es igual a la de las personas en cuanto a su respuesta. Por ello, algunos productos que utilizan los humanos (pantallas solares o bronceadores que contienen óxido de zinc o salicilatos) pueden no ser apropiados para ellos, ya que pueden lamerlos, intoxicarse o sufrir reacciones adversas. Además, podrían morder los envases, ya que encuentran atractivo su sabor.

Protegé a tu perro de la exposición solar en los horarios críticos (de 11 a 16 horas). Existen métodos de protección y productos de prescripción veterinaria, de acuerdo a cada paciente en particular.

La sección “¿ES NECESARIO PROTEGER SU PIEL DEL SOL?” es de autoría de la Dra. Guillermina Manigot, Eukanuba no se responsabiliza por dicho contenido. Vet. Guillermina Manigot. Especialista en Dermatología de Pequeños Animales y Equinos – Res. Nº 728/2010 del Consejo Profesional de Médicos Veterinarios, Argentina.

 

¿CÓMO CUIDAR SUS PATAS?

Los pulpejos o almohadillas plantares son zonas sumamente sensibles a infecciones, quemaduras y abrasiones. A continuación, algunos consejos para protegerlos.

−       La piel entre los dedos acumula humedad, especialmente si tu perro está en el mar por muchas horas, o si las patas no se secan correctamente. Esa humedad puede generar un ambiente propicio para infecciones por hongos y bacterias. Por lo tanto, recordá secar siempre esa zona con una toalla suave antes de terminar el día.

 

−       Las superficies calientes, ya sean calles o arena, pueden producir quemaduras en los pulpejos de tu perro. Colocá el dorso de tu mano en el piso durante unos segundos: si el calor es excesivo para vos, también lo será para ellos, por lo cual debés evitar que camine sobre el mismo hasta que la temperatura sea adecuada.

 

−       Si bien las almohadillas están preparadas para correr y amortiguar los saltos de tu perro, las superficies abrasivas como piedras y asfalto pueden producir heridas superficiales o profundas, que requieren atención veterinaria inmediata para prevenir dolor e infecciones.