La llegada del cachorro a la familia

La llegada del cachorro a la familia es un momento único e inolvidable. Pero antes tenemos que asesorarnos para que nos orienten en la búsqueda de nuestro futuro compañero canino. Los profesionales indicados para dicho asesoramiento son los médicos veterinarios que nos pueden brindar una gran ayuda al momento de decidir sexo, tamaño, peso, decidir adoptar o si uno desea determinada raza, etc. Es muy importante que dicha elección sea realizada acorde a las características de las personas que serán responsables del animal y el ambiente en el cual vivirá.

Los puntos fundamentales a tener en cuenta son:

  • Conformidad de la adopción por parte de todos los miembros de la familia: es importante haber tenido una conversación en la cual se haya llegado a un acuerdo con relación a la incorporación de un cachorro.
  • Motivos de adopción: Es necesario reflexionar sobre las expectativas de la familia con relación al cachorro. Asesorarse, ocuparse y educarlo son fundamentales para que la relación familia – perro sea positiva y duradera.
  • Edad de adopción: Es imprescindible que el cachorro esté con su mamá y sus hermanos hasta los dos meses de vida. En caso de que no se pueda cumplir esa condición, es recomendable encontrar una madre nodriza (una perra en lactancia que lo acepte como parte de su camada), o en su defecto que el cachorro se crie con otro/a perro/a adulto/a sociable y equilibrado.
  • Lugar de adopción: Es muy importante ir al lugar donde se encuentra el cachorro y pedir ver a la madre, hermanos y el grupo de adultos con los cuales convive. También sería aconsejable conocer a las personas que cuidaron y convivieron con el cachorro hasta ese momento.
  • Una vez en el nuevo hogar: Es imprescindible que todos los miembros de la familia se ocupen del cachorro y se repartan las actividades relacionadas con el mismo. Estas tareas pueden ir rotando. Debe tener su lugar de descanso, su lugar para alimentarse y tomar agua. El lugar para realizar sus necesidades debe estar alejado de la zona de alimentación. La casa debe estar acondicionada para la llegada del nuevo integrante y muchas veces habrá que modificar algunos ambientes para su seguridad y educación.

Preparando un hogar seguro para nuestro cachorro

El cachorro es un explorador nato. Sin embargo, es necesario tomar algunas precauciones para que la exploración sea divertida, pero a la vez segura para el cachorro:

  • Mantener fuera de su alcance detergentes, jabones y productos químicos
  • No permitirle acercarse a plantas tóxicas para perros.
  • Mantener fuera de su alcance toda clase de objetos frágiles.
  • Esconder o cubrir los cables de electricidad para evitar que los mastique.
  • Mantener fuera de su alcance juguetes y objetos pequeños que pueda tragarse.
  • Cubrir o cercar piletas, jacuzzis o fuentes.

Vet. Nicolás José Carmona

MN 9380 MP 13246. Etólogo Clínico*. Especialista en Docencia Universitaria. Especialista en Bienestar Animal. Educador canino. njcvet@gmail.com

(*) La Etología es la rama de la biología que se dedica al estudio del comportamiento de los animales. Se conoce como Etología Clínica Veternaria a la disciplina que estudia los problemas de conducta de los animales de compañía, y que tiene como objetivo el diagnóstico, prevención y tratamiento de los mismos