Aprender dónde hacer sus necesidades

Los cachorros aprenden de los adultos y de sus hermanos dónde hacer sus necesidades. Pero aquí hay dos grandes problemas: El primero, es que muchas veces el cachorro es adoptado y no convive con otros perros a los cuales imitar y aprender dónde hacer sus necesidades. El segundo gran problema es que, a veces, esos perros con los cuales convive eliminan en lugares donde no queremos. También debemos tener en cuenta que los cachorros que no han completado su plan de vacunación no deben tener acceso a la calle, por lo cual el primer aprendizaje será dentro del hogar.

Tenemos que entender que el cachorro tiene un corto tiempo de retención y una vez que tiene el deseo de hacer sus necesidades las realiza casi de forma automática. Por eso la importancia de que por lo menos durante los primeros dos meses de convivencia el cachorro tenga acceso libre y permanente al lugar donde queramos enseñarle a hacer sus necesidades. Y tres palabras que repetiremos en otros apartados: PACIENCIA, DEDICACION Y CONSTANCIA.

Hay tres conceptos fundamentales para que nuestra enseñanza y su aprendizaje sea efectivo:

  1. Sustrato: material físico donde el animal realiza sus necesidades (puede ser pasto, tierra, baldosas, papel de diario, elementos de venta comercial, etc.)
  2. Lugar: la zona física donde se encuentra el sustrato.
  3. Es imprescindible, como dijimos antes, que el cachorro tenga libre acceso al lugar y sustrato de eliminación. Una vez que haya hecho sus necesidades en ese lugar puede tener acceso a zonas “prohibidas” en donde nosotros bajo ningún punto de vista queramos que elimine.

  4. Momentos de eliminación: Hay tres especiales momentos donde el cachorro tendrá el deseo de hacer sus necesidades: cuando se levanta de dormir, después de comer y después de estar jugando o realizar una actividad. Por lo tanto, en esos tres momentos el cachorro debería tener acceso al lugar y sustrato de eliminación y debería tener RESTRINGIDO el acceso a zonas que no queramos que se conviertan en su baño favorito.

¡DATOS A TENER EN CUENTA!

  • Los cachorros tienen preferencias de sustrato y lugar hasta aproximadamente los 4 o 5 meses de edad. Luego, comienzan a fijar esa conducta.
  • El cachorro debe estar acostumbrado y tomar como parte de su territorio al lugar donde queramos enseñarle a hacer sus necesidades.
  • No debe relacionar el sustrato ni el lugar con eventos negativos.
  • Las zonas de alimentación, de bebida y de descanso deben estar alejadas de la zona de eliminación. Mínimo 2 metros (pero va a depender del tamaño y otros aspectos fisiológicos del animal).
  • El lugar de eliminación debe ser limpiado todos los días.
  • El cachorro no debe estar presente cuando se limpian sus eliminaciones.
  •  Podés poner algún material que utilices como sustrato permitido sucio (con eliminaciones del cachorro) en las zonas que quieras reforzar para que haga sus necesidades. El cachorro no debe estar presente cuando esto suceda.

¡Y por último, los siguientes tips!

  • Si ves que el cachorro está oliendo el piso, dando vueltas por un determinado lugar o a punto de hacer, llevalo de inmediato a la zona donde se encuentra el sustrato permitido.
  • Si ves que el cachorro hace en el lugar correcto felicítalo. Decile “MUY BIEN” pero no seas muy exagerado ni efusivo ya que podría distraerlo demasiado.
  • Sólo podés retarlo con un NO firme si estás viendo que está haciendo sus necesidades en la zona no permitida. Tiene que ser en el momento exacto.

Vet. Nicolás José Carmona

MN 9380 MP 13246. Etólogo Clínico*. Especialista en Docencia Universitaria. Especialista en Bienestar Animal. Educador canino. njcvet@gmail.com

(*) La Etología es la rama de la biología que se dedica al estudio del comportamiento de los animales. Se conoce como Etología Clínica Veternaria a la disciplina que estudia los problemas de conducta de los animales de compañía, y que tiene como objetivo el diagnóstico, prevención y tratamiento de los mismos