Aprender a jugar

Los cachorros tienen la necesidad de interactuar con sus semejantes, así como también con los seres humanos con los cuales convive. Muchas de estas interacciones positivas podríamos categorizarlas como juego. hay que enseñarle cómo jugar con nosotros, los seres humanos, ya que nuestras características morfológicas difieren mucho de las suyas.

Hay ciertos códigos que debemos enseñarle al cachorro a la hora de jugar:

  • NO DEBEMOS JUGARLES CON LAS MANOS. Nuestras manos no son para jugar, así como tampoco los pies ni la ropa.
  • Evitar jugar de forma intensa. Más cuidado todavía con los perros que alcanzarán un tamaño considerable.
  • No jugarle a morder y tirar de sogas ni otros objetos.
  • Los juegos deben comenzar y finalizar por indicación nuestra.
  • El cachorro debe saber parar el juego una vez que se lo indiquemos. Pero también tenemos que entender que el cachorro necesita descargar energía, por lo tanto, si hay un problema en ese aspecto, esta pauta será difícil de conseguir y deberemos analizar el comportamiento del cachorro de forma integral con la ayuda de un veterinario especialista en comportamiento.
  • Se le puede enseñar a tirar objetos, que los vaya a buscar y los entregue.
  • Se deben rotar los juguetes y que no siempre tenga todos a disposición. Hay muchas ideas de juegos interactivos que pueden utilizarse.
  • Estimular los juegos de olfato. Un educador canino calificado nos puede ayudar y dar ideas con respecto a este tipo de juegos.

Vet. Nicolás José Carmona

MN 9380 MP 13246. Etólogo Clínico*. Especialista en Docencia Universitaria. Especialista en Bienestar Animal. Educador canino. njcvet@gmail.com

(*) La Etología es la rama de la biología que se dedica al estudio del comportamiento de los animales. Se conoce como Etología Clínica Veternaria a la disciplina que estudia los problemas de conducta de los animales de compañía, y que tiene como objetivo el diagnóstico, prevención y tratamiento de los mismos