Datos Incorrectos

GUÍA PARA PERROS CACHORROS

Consejos y trucos sobre
los cuidados de los perros cachorros

Mundo Cachorro / COMPORTAMIENTO CACHORROS:

Mundo Cachorro / COMPORTAMIENTO CACHORROS:

CÓMO EDUCAR A TU CACHORRO

CÓMO EDUCAR A TU CACHORRO

Como las personas, los cachorros actúan mejor cuando reciben de forma constante ordenes claras y se los recompensa por portarse bien. Algunas pautas para empezar:

Es tu responsabilidad establecer normas claras y coherentes que tu cachorro pueda seguir.

establece normas

claras y coherentes

Elegí una ubicación para que haga sus necesidades y tené en cuenta que una vez que "inaugura" el espacio elegido, el olor le indica dónde ir en un futuro.

Elegí una palabra o frase y repetila cada vez que quieras que haga sus necesidades. Así va a saber qué es lo que querés que haga.

Felicitalo, aplaudilo, alentalo y hasta recompensalo con una golosina para que sepa que hizo lo correcto. Con el tiempo, va a asociar sus acciones con elogios y va a repetir la acción.

Los 5 consejos más importantes

Educar a tu nuevo cachorro puede darte miedo, pero con un poco de conocimiento de la psicología canina y estos consejos, tu nueva mascota va a aprender rápido.

1. Seleccioná el lugar. Antes de que tu cachorro entre a tu casa, mostrale el área del jardín que destinaste para él. Va a asociar esta área con los descansos para hacer sus necesidades.

2. Visitá este lugar con frecuencia. Llevalo afuera cada dos horas, cuando se despierta, después de jugar y alimentarlo, y antes de ir a dormir. Además, deberías estar alerta a señales como el olfateo o los movimientos circulares que pueden indicar que quiere hacer sus necesidades.

3. Usá su jaula. Tu cachorro va a respetar su nueva guarida y va a evitar ensuciarla. Si comprás una jaula que sea lo suficientemente grande como para adecuarse al tamaño adulto de tu perro, podés dividir parte de la jaula para que no haga sus necesidades en un rincón.

4. Corregilo con delicadeza. Los accidentes ocurren. Acordate que los gritos, y castigos no sirven de nada y sólo lo confunden. Incluso si lo agarrás con las manos en la masa, simplemente decile "¡no!" y llevalo afuera.

5. Elogialo. Cada vez que salga afuera, a su lugar asignado, merece un halago. Hablale con un tono de voz alentador, sonreí y recomensalo con golosinas después de que haga sus necesidades.

Adiestramiento básico

Los primeros pasos para una buena relación con tu cachorro empiezan con el adiestramiento básico, haciendo la vida sea más feliz para todos.

  • Empezá lo antes posible, para que no se adopten malos hábitos

  • Primero enseñale cómo se llama: dale un premio cuando te mire

  • El tiempo y la coherencia te van a ayudar a ganarte su confianza

  • Adiestralo cuando esté con hambre, se sienta solo o esté aburrido para captar su interés

  • Convertí el adiestramiento en una diversión y presentalo como un juego

  • Usá elogios:verbales, como
    - “Muy bien”
    - Físicos, como caricias
    - Premios, como juguetes o galletitas

  • Mostrate relajado, firme y confiado: tu cachorro capta tus sentimientos

  • Hacé sesiones de adiestramiento cortas y seguidas para mantener su atención: lo ideal son sesiones de 10-15 minutos, dos o tres veces al día

Empezá lo antes posible, para que no se adopten malos hábitos

Primero enseñale cómo se llama: dale un premio cuando te mire

El tiempo y la coherencia te van a ayudar a ganarte su confianza

Adiestralo cuando esté con hambre, se sienta solo o esté aburrido para captar su interés

Convertí el adiestramiento en una diversión y presentalo como un juego

Usá elogios:verbales, como
- “Muy bien”
- Físicos, como caricias
Premios, como juguetes o galletitas

Mostrate relajado, firme y confiado: tu cachorro capta tus sentimientos

Hacé sesiones de adiestramiento cortas y seguidas para mantener su atención: lo ideal son sesiones de 10-15 minutos, dos o tres veces al día

El tiempo es todo: tu cachorro tiene que hacer sus necesidades frecuentemente.

Un cachorro de seis a ocho semanas necesita vaciar su vejiga una vez cada una a tres horas; los animales más grandes pueden esperar un poco más entre las salidas. Usá el momento para hacer las necesidades como la separación de las actividades en el día de tu cachorro. Por ejemplo, llevalo afuera después de las estas situaciones:

  • Caminar por la mañana

  • Dormir la siesta

  • Comer

  • Jugar o entrenar

  • Haberse quedado solo

  • Antes de la hora de dormir

Caminar por la mañana

Dormir
la siesta

Comer

Jugar o entrenar

Haberse quedado solo

Antes de la hora de dormir

Un programa para tu cachorro

Los de los cachorros se acostumbran a la rutina rápidamente. Podés hacer que sus biorritmos naturales sean más predecibles estableciendo horarios de comidas regulares y descansos para hacer sus necesidades frecuentes.

Tené en cuenta que después de ser alimentados la mayoría de los cachorros necesitan olfatear aire fresco durante una hora. Si lográs que pueda predecir el momento en el que va a salir, se reduce la cantidad de accidentes dentro de casa.

Armá un programa que incluya:

  • Comidas cuando estés en casa para poder dejarlo salir.

  • Limitá las comidas a 30 ó 40 minutos para asegurarte que coma y tome antes del momento de hacer sus necesidades .

  • Dale la última comida del día antes de encerrarlo para dormir

Comidas cuando estés en casa para poder dejarlo salir.

Limitá las comidas a 30 ó 40 minutos para asegurarte que coma y tome antes del momento de hacer sus necesidades .

Dale la última comida del día antes de encerrarlo para dormir

No existe un lugar mejor que casa: entrenamiento para la jaula.

Exigile a tu cachorro que se quede dentro de su jaula cuando vos no estés en casa. Con el tiempo, muchos cachorros se sienten cómodos en sus jaulas, encontrándolas como sus refugios seguros del mundo. Te explicamos cómo hacerlo:

  • Empezáa la hora de comer, jugando a tirar croquetas dentro de la jaula. Esto asegura una experiencia positiva.
  • Mové los juguetes a la jaula o incluso escondé una galletita para trasnformarla en un lugar divertido.
  • Una vez que se sienta cómodo con su espacio, encerralo, pero quedate cerca leyendo o escuchando música y hablándole con voz tranquilizadora.
  • Aumentá gradualmente la cantidad de tiempo que lo dejás encerrado pero nunca lo mantengas durante más tiempo que el que su vejiga o intestino pueden aguantar.

Si tenés que dejar a tu cachorro encerrado en la jaula durante períodos largos, dale un lugar amplio para hacer sus necesidades dentro de la jaula, pero asegurate de que el espacio en el que querés que haga sus necesidades esté cerca, y no sobre su lugar de descanso. La mayoría de los cachorros se sienten cómodos en jaulas de 1 a 30 metros cuadrados.

El goteo que te hace enojar: la orinación por nervios

En el mundo de los perros hay un orden de poder específico, y vos vas a cumplir el rol de perro alfa. Tu cachorro va a ser sumiso, y esto puede hacer que se orine cuando te vea. No lo retes,el castigo empeora la situación. Hay dos opciones:

  • Enseñarle a tu cachorro a sentarse cuando saludás a las personas recompensándolo con una golosina cuando lo haga.

  • Cubrir el piso con diarios y esperar a que se solucione esta situación. La mayoría de los cachorros superan este problema.

Enseñarle a tu cachorro a sentarse cuando saludás a las personas recompensándolo con una golosina cuando lo haga.

Cubrir el piso con diarios y esperar a que se solucione esta situación. La mayoría de los cachorros superan este problema.

Ningún cachorro es perfecto: esperá algunos errores

No podés considerar a tu cachorro como educado hasta que pase cuatro semanas consecutivas sin hacer sus necesidades en casa, es posible que ocurran algunos accidentes. Acordate que es una nueva habilidad para tu cachorro y que lleva tiempo y paciencia desarrollar rutinas.

Hasta que no estés seguro de que tu cachorro está educado, podés usar las siguientes estrategias:

  • Mantenelo siempre al alcance de la vista.

  • Poné rejas para bebés para controlar sus movimientos.

  • Encerralo en la jaula cuando no lo supervises.

Mantenelo siempre al alcance de la vista.

Poné rejas para bebés para controlar sus movimientos.

Encerralo en la jaula cuando no lo supervises.

Convertite en una máquina de limpieza: el cuidado de tus alfombras

Si tu cachorro hace sus necesidades en el piso, tenés que eliminar por completo cualquier olor, porque si no lo hacés, tu cachorro va a volver a hacer sus necesidades en ese lugar para marcar territorio.

Acordate:

  • Usá un producto diseñado específicamente para olor de perro

  • Mojá cualquier área contaminada con el producto.

  • Mantené a tu cachorro alejado de cualquier ambiente en donde ocurran accidentes seguido.

Usá un producto diseñado específicamente para olor de perro

Mojá cualquier área contaminada con el producto.

Mantené a tu cachorro alejado de cualquier ambiente en donde ocurran accidentes seguido.

Cómo disciplinarlo y al mismo tiempo educarlo

Podés tener estrategias disciplinarias antes de que tu cachorro tenga un accidente. Acordate que es un trabajo duro para él y se delicado a la hora de retarlo. Una voz fuerte podría asustarlo y hacerlo pensar que no tiene que hacer sus necesidades enfrente tuyo, incluso hasta fuera de tu casa.

Intentá lo siguiente:

  • Si lo encontrás haciendo sus necesidades, distraelo pisando fuerte o gritando en voz alta “NO”. Después, llevalo afuera de la casa, a su lugar asignado. Y si sigue yendo al lugar que le asignaste, elogialo.
  • Retalo sólo una vez, después soltalo.
  • Nunca frotes su nariz sobre sus necesidades, solamente lo vas a asustar.

Seguí intentando: ¡lo va a lograr!

El proceso de educación de tu cachorro necesita paciencia, aunque ellos aprenden bastante rápido, siempre y cuando haya normas y elogios constantes. La educación es una habilidad que necesita coordinación entre mente y cuerpo.

La educación

es una habilidad

que necesita

coordinación entre

mente y cuerpo

Si la educación falla, acordate que tu cachorro es irresistible y no vas a poder estar enojado con él por mucho tiempo.