Datos Incorrectos

GUÍA PARA PERROS CACHORROS

Consejos y trucos sobre
los cuidados de los perros cahorros

Mundo Cachorro / GUÍA PARA PERROS CACHORROS

Mundo Cachorro / GUÍA PARA PERROS CACHORROS

CÓMO ENSEÑARLE A TU CACHORRO A OBEDECER

CÓMO ENSEÑARLE A TU CACHORRO A OBEDECER

Los conductistas sostienen que podés empezar a entrenar a tu cachorro a las siete semanas de edad, siempre y cuando sea a través de un juego tierno.

Dale algunos días para que se adapte a la nueva vida con vos y después empezá el entrenamiento. Acordate que los cachorros tienen periodos de atención muy cortos, por eso cada lección tiene que ser de unos pocos minutos. Cuando tu cachorro tenga entre cuatro y seis meses, ya podés empezar con las lecciones formales. Algunos consejos:

CÓMO ENSEÑARLE A TU CACHORRO A OBEDECER

empezá con

lecciones formales

A los 4 ó 6 meses.

  • Siempre que puedas, intentá preparar la situación para que tu cachorro no falle. Por ejemplo, tirale sólo una pelota en el jardín y pedile que la atrape, agregar más juguetes al mismo tiempo suma muchas variables.
  • Recomensalo con elogios, alimento y juguetes.
  • Se constante. Usá las mismas palabras o frases simples para los mismos comportamientos

Ordenes básicas

Hay algunas órdenes que te pueden ayudar:

Asegurate de que tu perro esté fuera de casa en las siguientes situaciones:

  • Movete hacia atrás cuando ves a a tu cachorro acercándose para saltar y decile "¡fuera!" o "¡no saltés!". Recomensalo cuando no salte.

  • mostrale una golosina y después ponelo en la jaula mientras le decís “jaula” o “andá a la cama”. Elogialo cuando entre y dale una golosina. Aumentá gradualmente el tiempo en la jaula, si aúlla no lo dejes salir, porque esto sólo recomensará sucomportamiaento. Cuando abras la puerta para que salga, no lo dejes hacer volteretas, la salida no tiene que ser mejor que la entrada a la jaula.

  • mostrale una golosina a tu cachorro y decile "¡hablá!". Es posible que tengas que ladrar para que entienda la idea. Una vez que ladre, elogialo.

  • después de que aprenda a ladrar, hacé este ejercicio. Llevá tu dedo índice a tus labios y decile “callate” firmemente. Seguro se va a asustar y a dejar de ladrar. Recompensalo.

  • para evitar una agresión oun comportamiento guardián que no quieras, enseñale a compartir sus juguetes y su comida. Empezá ofreciéndole un intercambio juguete por alimento. Decile “dame” mientras hacés el intercambio.

  • Ponele la correa y salí a dar un paseo. Poné una golosina delante de él y decile “agarralo”. Cuando aprenda este concepto, intentá con “dejalo” y dejá caer la golosina. Cuando quiera agarrarla dale un toque suave en la nariz y decile “dejalo”. Practicá el juego “agarrar y dejar”.

  • Poné una golosina delante de tu perro y movela suavemente hacia arriba por sobre su cabeza. Va a levantar la cabeza para seguir tu mano, bajando las patas. En ese momento, tenés que empujar sus cuartos traseros hacia el piso y decirle “sentate”.
    Cuando se siente, dale el premio y mostrale al mismo tiempo tu aprobación, mientras le das la instrucción verbal de que se siente.

  • Mostrale una golosina, poniéndola delante de su nariz y después movela hacia el piso entre sus patas delanteras mientras le decís “acostate”. Este movimiento va a provocar que se acueste para comer la golosina.Ni bien se acueste, dale la recompensa mostrándole tu aprobación y dale la instrucción verbal de que se quede acostado.

  • Hacé que se siente. Alejate algunos pasos y decile “quieto” mientras levantás la palma firmemente. Después de una fracción de segundo, recompensalo. Elogialo siempre mientras esté quieto, y no cuando se levante, para que asocie la palabra con la acción correcta. Empezá haciendo este ejercicio por unos segundos y extendé el tiempo cuando vaya aprendiendo.

  • Llevá golosinas con vos todo el día y llamá a tu cachorro al azar usando su nombre.Recompensalo cuando vaya hacia vos.
    Entrenar a tu cachorro puede ser una aventura gratificante para él y para vos. No sólo va a ser manejable en casa, sino también en público.

Movete hacia atrás cuando ves a a tu cachorro acercándose para saltar y decile "¡fuera!" o "¡no saltés!". Recomensalo cuando no salte.

mostrale una golosina y después ponelo en la jaula mientras le decís “jaula” o “andá a la cama”. Elogialo cuando entre y dale una golosina. Aumentá gradualmente el tiempo en la jaula, si aúlla no lo dejes salir, porque esto sólo recomensará sucomportamiaento. Cuando abras la puerta para que salga, no lo dejes hacer volteretas, la salida no tiene que ser mejor que la entrada a la jaula.

mostrale una golosina a tu cachorro y decile "¡hablá!". Es posible que tengas que ladrar para que entienda la idea. Una vez que ladre, elogialo.

después de que aprenda a ladrar, hacé este ejercicio. Llevá tu dedo índice a tus labios y decile “callate” firmemente. Seguro se va a asustar y a dejar de ladrar. Recompensalo.

para evitar una agresión oun comportamiento guardián que no quieras, enseñale a compartir sus juguetes y su comida. Empezá ofreciéndole un intercambio juguete por alimento. Decile “dame” mientras hacés el intercambio.

Ponele la correa y salí a dar un paseo. Poné una golosina delante de él y decile “agarralo”. Cuando aprenda este concepto, intentá con “dejalo” y dejá caer la golosina. Cuando quiera agarrarla dale un toque suave en la nariz y decile “dejalo”. Practicá el juego “agarrar y dejar”.

Poné una golosina delante de tu perro y movela suavemente hacia arriba por sobre su cabeza. Va a levantar la cabeza para seguir tu mano, bajando las patas. En ese momento, tenés que empujar sus cuartos traseros hacia el piso y decirle “sentate”.
Cuando se siente, dale el premio y mostrale al mismo tiempo tu aprobación, mientras le das la instrucción verbal de que se siente.

Mostrale una golosina, poniéndola delante de su nariz y después movela hacia el piso entre sus patas delanteras mientras le decís “acostate”. Este movimiento va a provocar que se acueste para comer la golosina.Ni bien se acueste, dale la recompensa mostrándole tu aprobación y dale la instrucción verbal de que se quede acostado.

Hacé que se siente. Alejate algunos pasos y decile “quieto” mientras levantás la palma firmemente. Después de una fracción de segundo, recompensalo. Elogialo siempre mientras esté quieto, y no cuando se levante, para que asocie la palabra con la acción correcta. Empezá haciendo este ejercicio por unos segundos y extendé el tiempo cuando vaya aprendiendo.

Llevá golosinas con vos todo el día y llamá a tu cachorro al azar usando su nombre.Recompensalo cuando vaya hacia vos.
Entrenar a tu cachorro puede ser una aventura gratificante para él y para vos. No sólo va a ser manejable en casa, sino también en público.